martes, 20 de abril de 2010

Curso en Almagro


No me he prodigado en la docencia, pero las experiencias que he tenido me han generado una especie de energía positiva y un buen rollo difícil de explicar, en este caso concreto me desarmo de tal manera que me cambio la forma de pensar en ciertas personas  y me refiero a la discapacidad. Yo no había tenido la oportunidad de trabajar de cerca nunca con el colectivo y cuando me llamaron para programar un curso de iniciación a la cerámica desde una asociación de discapacitados, al principio me asuste (no las tenia todas conmigo) acepte el reto y la experiencia salio tan bien que al siguiente año repetimos ,muchas son las anécdotas y por supuesto no todo fue idílico pero seguro que aprendí cosas mas valiosas yo que ellos: los recuerdos que me dejaron ,su amistad y cariño, la capacidad de esfuerzo, el sentido del humor, la sensibilidad , su ternura, su total ausencia de malicia la libertad y espontaneidad me dejo una huella imborrable doy gracias por ello a  todos. Las fotos son del taller y un viaje fin de curso a Talavera de la Reina.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario